¿Qué es la Candidiasis sistémica?

Las famosas Candidas Albicans, que residen en nuestro tracto gastrointestinal, las uniones mucocutáneas, la piel, la boca y otras cavidades, son tanto nuestras amigas, como en ocasiones se vuelven enemigas. En principio son unas levaduras que viven en simbiosis con nuestro bioma (órgano recientemente definido por los sectores médicos y que está formado por todos las bacterias y microorganismos que nos ayudan), tiene funciones importantes como la generación de ciertos esteroides., pero son oportunistas… ¿Qué significa esto?, que en determinadas situaciones (debilitación de las defensas, por ejemplo) empiezan a proliferar, y el hongo de estas levaduras empieza a causar problemas, ya que el paciente se vuelve hipersensible o alérgico a la levadura, lo que, debido a la presencia de este elemento en gran cantidad de productos comerciales, le lleva a experimentar uno o varios de un amplio conjunto de síntomas que suelen acompañar a una alergia alimentaria o intolerancia oculta: Hinchazón, flatulencia, distensión abdominal y molestias o dolores en las articulaciones, confusión mental, retención excesiva de líquidos, incapacidad para perder peso, tensión premenstrual, eczema, cistitis recurrente, irregularidades menstruales, problemas en la piel, un deseo de dulces, azúcares, chocolate o pan y pasteles, fatiga inexplicable, falta de memoria, tensión nerviosa, dolores de cabeza y una sensación general de “no estar bien” sin una causa definible.

Candidiasis sistémica

La mayor dificultad que tiene nuestro organismo para librarse de estos hongos es que están recubiertos por una capa de quitina, sustancia que no existe en el cuerpo humano, y por lo tanto, no hay codificación en nuestro ADN de quitiasa, la enzima necesaria para poder procesar la quitina, con lo que estos hongos tienen como un superescudo protector frente a nuestras defensas. La medicación actual no suele incorporar estas enzimas, en cambio, hace más de 30 años que en medicina veterinaria si se utilizan, con muy buen resultado. De momento solo tenemos conocimiento de una empresa en Inglaterra que está comercializando un producto ajustado a humanos de la variedad de veterinaria.

Por nuestra parte hemos encontrado resultados sorprendentes a largo plazo, a través de la combinación de tres procesos realizados de forma concurrente y sin la necesidad de una dieta superestricta, solo una dieta “coherente”. Por una parte trabajando las cándidas con Técnicas de bioelectromagnetismo, simultáneamente con la toma de pro bióticos (ojo con esto que hay muchos que son trampa…), y del trabajo kinesiológico sobre el sistema inmune. En los casos en que no se han realizado las tres fases, por ejemplo solo con el trabajo Magnético, con el tiempo vuelven a aparecer nuestras “amigas”.

¿En que consiste nuestro método?

Tras varios años de estudio de este problema, desde una perspectiva natural y después de trabajar con más de 160 clientes, hemos encontrado una metodología que nos ha mostrado ser eficaz en más del 98% de los clientes con los que hemos trabajado. Nuestra propuesta es muy sencilla, segura y eficaz.

Como decíamos antes, no va a ser necesario realizar el típico proceso de dieta estricto que hasta ahora se venia utilizando para eliminar este molesto hongo. Nuestra hipótesis de trabajo es equilibrar el ph del sistema para que el hongo (que necesita un medio ácido) se elimine, tanto a nivel corporal, como su frecuencia vibratoria que solía quedar memorizada en el sistema (frecuencia que es la responsable de la dificultad de eliminación definitiva del hongo). Una vez realizado esto, bastará tomar unas semana un buen probiótico (recomendamos el Digest ultraprobiotics de la casa Eladiet, por su descomposición en intestino y no en estomago).

En los años que venimos trabajando siguiendo esta hipótesis, hemos visto como esas 160 personas que comentábamos, han mejorado su calidad de vida, con la desaparición de muchos síntomas molestos, que la infección de estos hongos produce.

 

¿Cómo se desarrolla la sesión, cuantas sesiones son necesarias?

Para eliminar la candidiasis sistémica y muchos de sus efectos colaterales, necesitaremos de unas tres o cuatro sesiones que ahora pasamos a comentar.

Primera Sesión: Se comprueba el nivel de estrés en el sistema inmune y se equilibra si es necesario, con técnicas de kinesiología. Posteriormente se aplican los imanes, en las posiciones que hemos encontrado (son necesarios una docena), hasta que el cuerpo deja de mostrar estrés a la cándida y a toda la gama de sus frecuencias.

Segunda Sesión: (se realiza dos o tres semanas después de la primera sesión), en la que a través de técnicas de la terapia Craneosacral biodinámica, ayudamos al cuerpo en la eliminación de dos tóxicos (de los casi 80 que puede generar este hongo), que afectan al funcionamiento neuronal, el formaldehido y el acetaldehido.

Tercera Sesión y siguientes: Dos o tres semanas después, empezamos a limpiar las intolerancias que se han podido generar a partir de la infestación del hongo, la primera  de las cuales y que hemos detectado en todos nuestros clientes es la intolerancia a las levaduras. Aquí dependerá el estado del cliente para determinar el tiempo de trabajo, pero siempre vamos realizando la sesiones cada dos o tres semanas, para permitir al cuerpo un proceso de eliminación adecuado.

Quien puede beneficiarse

Este tipo de trabajo es aplicable a todas las edades, pues hemos trabajado desde bebes de un mes y medio de vida, hasta gente grande de más de 85 años.

Indicaciones

En nuestra experiencia hemos encontrado beneficios tras aplicar nuestra técnica en las siguientes situaciones referidas por los clientes:

  • Dolores de cabeza
  • Herpes
  • Letargo / Hiperactividad
  • Sindrome Premenstrual con desajustes hormonales
  • Ansia por comer dulce
  • Colitis
  • Desequilibrios endocrinos
  • Depresión / Ansiedad
  • Enfermedad de Crohn
  • Sinusitis
  • Cistitis
  • Conjuntivitis
  • Hipoglucemia
  • Problemas de piel
  • Estomagos / Intestinos hinchados
  • Gases / flatulencias
  • Estreñimiento
  • Colon Irritable
  • Dolores Gastro – instestinales y obstrucciones
  • Dolores musculares
  • Confusion Mental,
  • Embotamiento Mental
  • Mala Memoria
  • Creencias Neuroticas
  • Cambios de Humor sin causa justificada
  • Miedos de aparición repentiva
  • Incapacidad / dificultad para enfrentarse a retos o desafios
  • Problemas dentales con curso cronificado (Gingivitis, Piorrea,…)
  • Hipertensión
  • Agotamiento profundo
  • Intolerancias multiples
  • Alergias
  • Asma
  • Dificultad en el embarazo
  • Artrosis, Artritis
  • Afonias
  • Esofagitis
  • Hernia de hiato
  • Inflamaciones articulares desconocidas
  • Gota
  • Fibromialgia
  • Diabetes tipo 2
  • Tinitus



Solicita Cita Previa

Videos de Interés


Artículos de Interés